La pequeña fábrica cervecera Berliner Pilsner fue creada en 1902 y junto a ella, en el exterior tenía un bar donde poder degustar la cerveza.

En 1963, Berliner Pilsner es nacionalizada y durante los años del régimen comunista fue la marca de cerveza líder. En 1987, en el 750 aniversario de la ciudad, es la única marca cerveza de Berlín Oriental. 

En 1990, tras la reunificación de Alemania, la fábrica de cerveza se privatiza y en 1992 se relanza la marca con un nuevo diseño y nueva botella buscando recuperar cuota de mercado. Se invierte también en nuevas tecnologías y se modernizan los proceso de elaboración de la cerveza.

En el año 2000, se vuelve a cambiar el diseño de la botella (Longneck) con la aparición de un oso rojo, símbolo de la ciudad de Berlín, delante de la cúpula del Reichstag y con una bandeja con 3 cervezas sobre su cabeza.

En 2003, la cervecera es adquirida por Radeberger, grupo que se fusionó con otras cerveceras de Berlín para formar Berliner-Kindl-Schultheiss-Brauerei.

Berliner Pilsner