Segoviana 100% natural

Tras un año de preparación y puesta en marcha del proyecto, Cerveza 90 varas, la cervecera de Cerezo de Abajo (un pequeño municipio situado en la ladera norte de Somosierra) lanzó el pasado mes de marzo al mercado sus primeras variedades de cerveza artesana elaborada íntegramente con productos naturales.

Desde el siglo XII, las tierras de Cerezo han sido un punto de reunión de las Cañadas Reales Segoviana y Soriana, un paso obligado para las diligencias que hacían el Camino Real a Francia y lugar ideal para el descanso.  De ahí el nombre de la microcervecería que hace referencia al ancho de una cañada real, según un edicto de 1273, evocando la memoria del camino dando nombre a las variedades: Segovilla, el antiguo convento de canónigos reglares del que solo se conserva su torre, justo en el límite del encinar protegido de Cerezo y La Mala, la diligencia de postas que hacía la ruta Madrid-Francia y que recibía su

apodo por su mala fama al ser de las pocas que debía pagar impuestos.

Los ingredientes que utilizan para la producción de 90 varas son productos naturales y sólo los necesarios para elaborar cerveza: Agua, procedente de Somosierra; las mejores maltas del mercado; lúpulos aromáticos seleccionados y levaduras frescas.

En 90 varas apuestan por respetar el proceso original de elaboración de cerveza, así cada cerveza necesita sus propios tiempos y requiere un cuidado especial. No añaden acelerantes en el macerado ni productos químicos para acortar la fermentación. Tampoco colorantes, estabilizantes o conservantes. No pasteurizan ni realizan carbonatación artificial en sus recetas. El resultado es un producto vivo, lleno en matices que evolucionan en el tiempo.

Cerveza 90 Varas