Cuando se tiene bigote, barba o ambas cosas, y se bebe cerveza, parte de la bebida se pierde en estos vellos faciales, los cuales pueden absorber hasta el 20% de su peso reteniendo el líquido entre sus fibras.

Este estudio nada reciente, data de 1999, y realizado por la cervecera Guinness, arrojó la nada despreciable cifra de 92.750 litros de cerveza retenidos por una auténtica esponja como lo es el bigote. Una cantidad tal de cerveza, que cada año les cuesta a los propietarios de mostachos y barbas la tampoco nada despreciable cifra de más de 700.000 dólares al año de aquellos tiempos.

La noticia, de hace años, viene al caso por la proliferación de barbas y bigotes gracias a la moda hipster y al auge que está teniendo la cerveza, tanto artesana como comercial. Estamos seguros de que los datos de hoy en día han crecido considerablemente. Así que si ves a alguien con bigote, barba o ambas cosas, puedes advertirle que en cada sorbo que da a su cerveza se pierde 0,56 ml de ella entre su vello facial.