Con esta receta puedes hacer helados de tantos sabores como tipos de cerveza existen. Solo tienes que elegir tu preferida.

Ingredientes

– 8 yemas de huevo

  1/2 taza de azúcar

  1 Una botella o lata de cerveza (330 ml.) del tipo que quieras hacer el helado.

– 1 taza de crema espesa (nata)

Preparación

Batir en un bol las 8 yemas de huevo con el azúcar hasta formar una mezcla consistente, de color pálido, amarillenta.

En una cacerola, añadir la crema espesa y la cerveza y ponerla a fuego bajo durante unos 2 minutos sin dejar de revolver añadiendo lentamente la mezcla del azúcar y las yemas. Remover hasta obtener una consistencia espesa y cremosa, parecida al helado al derretirse. Dejar reposar durante unos 5 minutos y filtrar después la mezcla con un colador sobre un recipiente de plático.

Cuando se haya enfriado la mezcla dejarla en el congelador hasta que adquiera la típica consistencia de un helado.