Primero comenzó pintando con café para luego experimentar con la cerveza. Dos bebidas populares con las que Karen Eland impregna el papel de acuarela para dar vida a sus obras.

Basta con mojar sus pinceles en cervezas tostadas para los tonos más oscuros y en claras para dar mayor luminosidad con una técnica muy similar a la acuarela alcanzando un elevado nivel de detalle.

Karen Eland