La cerveza de los zares

Enviada por Pedro el Grande, emperador de todas las Rusias, en enero de 1698 llega a Londres una delegación diplomática rusa comandada por un joven de 25 años llamado Peter Mikhailov. Su misión en Inglaterra era la realización de negocios en nombre de la corte rusa, como meses antes ya había hecho en los Países Bajos.

Durante la estancia, Mikhailov adquiere una gran afición por el tabaco y la cerveza, gustos que le vinieron muy bien a la economía británica ya que era un secreto a voces que el tal Peter Mikhailov era el mismísimo emperador ruso viajando de incógnito.

Después del viaje, y ya en Rusia, el emperador solicitó que le fueran enviadas cervezas inglesas a la Corte Imperial Rusa, pero cuando llegó el primer envío la cerveza estaba completamente estropeada por el largo viaje y las gélidas temperaturas que soportaron. Para evitar que la cerveza se volviera a estropear, los cerveceros ingleses modificaron la receta y eleboraron una cerveza con más alcohol y mayor cantidad de lúpulo, lo que las hizo más duraderas y estables facilitando su exportación. Una variante más fuerte de cerveza Porter denominada Strong, ya que en aquella época el término Stout no se había establecido aún como estilo de cerveza.

Al poder enviarse cada vez más lejos creció la demanda de cerveza y animó a los fabricantes a perfeccionar sus técnicas y producir cervezas estilo Porter más robustas.

La cerveza, que llegó a ser conocida como Russian Imperial Stout, fue la cerveza Thrale´s, de Anchor Brewery, cuyo propietario Ralph Thrale, presumía de “ser especialmente elaborada para la emperatriz de Rusia durante siete años.”

En 1795 un autor británico Thomas Hudson escribe: “La reputación y el disfrute de la cerveza Porter no se limita a Inglaterra. Como prueba de esta afirmación, se exportan anualmente grandes cantidades y por sus conexiones comerciales, Thrale es conocida como una bebida deliciosa, desde las regiones heladas de Rusia a las ardientes arenas de Bengala y Sumatra. La emperatriz de toda Rusia es, de hecho, consumidora de Porter, ordenando en varias ocasiones cantidades muy grandes para su propio consumo y el de su corte. Refresca a los valientes soldados que están luchando en batallas en Alemania y anima con ardor la actividad de los colonos de Sierra Leona y Botany Bay “.

No es hasta 1820 cuando comienza a denominarse Imperial a este estilo de cerveza y ya entrado el siglo XX se acuña la denominación Russian Imperial Stout fundamentelmente por motivos de marketing.